Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

El sector de las pantallas para la gama prémium de televisores que en estos momentos podemos encontrar en el mercado se debate entre dos tecnologías bien diferenciadas y con nombres parecidos: QLED y OLED. Cada una de ellas presenta sus propias peculiaridades, siendo significativo un hecho que no podemos dejar escapar: el marcado de pantalla que se da en los paneles OLED.

¿Qué es el marcado de pantalla y por qué debe preocuparnos?

Antes de entrar en materia y tratar en profundidad de qué hablamos cuando nos referimos al marcado de pantalla, tendríamos que definir la tecnología OLED. Estas siglas se corresponden con los términos en inglés organic light-emitting diode que, traducidos al español, vendrían a significar diodo orgánico de emisión de luz. Es decir, las celdas de los televisores OLED se iluminan a sí mismas, son capaces de generar luz. Por lo tanto, este tipo de televisores no dispone de ninguna fuente externa de iluminación. Esto, que a priori podría verse como una ventaja, es lo que conlleva lo que conocemos como marcado de pantalla.

El marcado de pantalla es un efecto propio y exclusivo de los televisores OLED que se traduce en un marcado del panel, o zonas del mismo, al proyectarse en él imágenes fijas. Imaginamos, por ejemplo, que estamos viendo un canal de TV en el que aparece el logotipo, o mosca, del mismo. Esta, al cambiar de canal, puede permanecer en pantalla algunos segundos, durante lo que dura el plano. Los píxeles que han ayudado a formar esa imagen, en los paneles OLED, la retienen y la siguen proyectando durante cierto tiempo. Este fenómeno puede ser temporal y la imagen fija acaba desapareciendo. Pero, y esto es lo grave del asunto, si no tenemos cuidado y dejamos una imagen fija durante demasiado tiempo, el panel puede acabar marcándose, resultando en daños irreversibles.

¿Y por qué sucede este fenómeno en los paneles OLED? Esta tecnología se compone de diodos basados en una capa electroluminiscente que está formada, a su vez, por componentes orgánicos. Estimulados a través de electricidad, estas pequeñas bombillas son capaces de emitir luz por sí mismas. Los compuestos orgánicos de los diodos reflejan los colores primarios que se necesitan para conformar las imágenes completas. Con el tiempo, estos colores (rojo, verde y azul) se van desgastando de manera desigual. Este desgaste es el que provoca que la imagen se quede marcada durante unos segundos o que, al final, se acabe marcando una región de la pantalla. El marcado de pantalla es el resultado de que uno de los colores del diodo acabe muriendo.

Los televisores QLED y el marcado de pantalla

El equipo de rtings.com, página web dedicada a reviews de productos tecnológicos, subió a un canal de YouTube una prueba de marcado de algunos modelos de televisor con pantalla OLED. En concreto, usaron seis televisores encendidos durante 4.000 horas, ofreciendo diferente tipo de contenido. Los equipos comenzaban a emitir imágenes durante cinco horas y se apagaban durante una. Este ciclo se repetía cuatro veces a lo largo de un día. Cinco de los modelos se configuraron con un brillo de 200 nits mientras que el resto ofrecieron el máximo brillo posible.

Dos de los televisores que reproducían la imagen con el brillo al máximo acabaron el test con la mosca del canal incrustada en la pantalla, (como en el ejemplo que describíamos antes) al igual que otros televisores que se usaron para jugar al FIFA 18 y en los que quedaron fijados en pantalla los logos. Los principales fabricantes de paneles OLED aseguran que estos paneles tienen una vida de 30.000 horas, es decir, 10 años con un promedio de ocho horas de pantalla encendida. Esta prueba viene a contradecir las palabras del fabricante.

¿Por qué no aparece el marcado de pantalla en los paneles QLED?

Las pantallas de los televisores Samsung QLED no sufren este tipo de problemas de marcado de pantalla. La razón es muy sencilla. Los paneles QLED (siglas de Quantum Dot Light Emitting Diode) se ayudan de una fuente de iluminación externa, igual que sucede en las pantallas LED. Los pequeños diodos de los que se compone la pantalla QLED se iluminan cuando una luz incide en ellos, ofreciendo un determinado color dependiendo de su tamaño. Estos diodos, al no producir el color por sí mismos, no sufren desgaste alguno, impidiendo que esto se vea reflejado en la imagen y evitando, así, el marcado de pantalla.

No obstante, y aunque el marcado de imagen no sea un problema para los paneles QLED, Samsung ofrece en sus equipos una garantía contra este inconveniente de 10 años, para que el usuario no tenga de qué preocuparse.

Ventajas del panel QLED frente al panel OLED

La inexistencia del marcado de pantalla es una de las principales ventajas de los paneles QLED, como los que montan los televisores 8K de Samsung. Pero no es la única que podemos apreciar. A continuación, os contamos qué vamos a conseguir si adquirimos un televisor Samsung QLED en detrimento de otros equipos con pantallas OLED.

  • Un nivel de brillo superior. La tecnología QLED es una evolución de los nanocristales, exclusiva del fabricante coreano. Gracias a ella, Samsung promete entre 1.500 y 5.000 nits de brillo para sus televisores QLED, superior al límite de 800 nits que ofrecen las pantallas OLED. Gracias al aumento de brillo se podrá aprovechar mejor la tecnología HDR.
  • Un ángulo de visión mejorado. Gracias al nuevo sistema de retroalimentación de las pantallas QLED, el espectador podrá disfrutar de una imagen correcta sin importar desde dónde la esté viendo.
  • Mejoras en el color: menos saturación, pero más volumen. La marca coreana afirma que sus nuevos televisores QLED son capaces de reproducir el 100% del volumen de color, pudiendo así apreciar el espectador más gamas cromáticas. Y gracias a que la intensidad de luz que recibe cada diodo puede regularse, la saturación que ofrecerá será más acorde a la naturalidad propia de los colores.

Las conclusiones a las que podemos llegar son claras. El usuario que se decante por la compra de un televisor Samsung QLED, al ofrecer un sistema de retroiluminación inorgánico, puede despreocuparse del problema del marcado de imágenes, pudiendo disfrutar de la mejor calidad de imagen durante más tiempo.

Imágenes | Samsung