Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

El sonido es un componente fundamental de la experiencia multimedia. La calidad de imagen es una de las variables esenciales de la ecuación, y el audio es la otra. Hoy en día, las bandas sonoras, las voces y los sonidos de ambiente se expresan en toda su profundidad gracias a tecnologías como True Dolby Atmos, la compañera perfecta de Samsung QLED 8K. Pero el camino hasta llegar aquí no ha sido sencillo.

En un primer momento, el cine carecía de sonido. Como mucho, se contaba con sonido directo de acompañamiento para las proyecciones. No fue hasta 1926 cuando la técnica de sincronización del sonido y las imágenes fue suficientemente buena como para hacer que los grandes estudios dejasen el cine mudo de lado, con películas como ‘Don Juan’ o ‘El Cantor de Jazz’.

El sonido estéreo llegó en el año 1940 con la película ‘Fantasía’ y en 1953 llegó el CinemaScope con cuatro canales de audio: central, izquierdo y derecho y otro para efectos. A partir de ahí se fueron introduciendo mejoras, como el sistema Sensurround que aumentaba la contundencia de los graves. Se usó en películas como ‘Terremoto’ en 1974 que, de hecho, se llevó el Óscar al mejor sonido en 1975.

No fue, precisamente, hasta 1975, cuando llegaría el sonido Dolby Stereo, que permitía codificar ópticamente cuatro canales de audio en la propia película sin necesidad de usar bandas magnéticas. El sonido 5.1 llegó con películas como ‘Superman’ en 1978 y ‘Apocalypse Now’ en 1979, usando la tecnología Dolby Stereo 70mm.

El audio ha ido evolucionando y adoptando diferentes tecnologías a partir de entonces, con tecnologías como DTS (Digital Theatre Systems de Xperi Corporation) o SDSS (Sony Dynamic Digital Sound de Sony) o Dolby Digital Sorround EX entre otras, hasta llegar a un grado de excelencia notable como el de la tecnología Dolby Atmos.

Dolby Atmos: hasta 128 pistas de audio

Dolby Atmos llegó en 2012 con la película ‘Brave’ de Disney. Luego vendrían otras como ‘La La Land’, ‘Gravity’ y también llegaría a los videojuegos con títulos como ‘Star Wars Battlefront’ de EA. Entre los títulos populares más recientes, ‘Logan’, ‘Thor Ragnarok’ o ‘Black Panther’ también han apostado por el sonido Dolby Atmos.

Esta tecnología cuenta con hasta 128 canales de audio más los metadatos que indican a los sistemas de audio cómo se reparten espacialmente los efectos. Además, Dolby Atmos precisa de salas acondicionadas para la reproducción correcta de los sonidos, con un número variable de altavoces dependiendo de lo que se decida en cada cine. La ventaja radica en que se puede asignar con precisión un sonido asociado a una posición espacial mediante el uso de objetos sonoros. Si quieres saber más sobre Dolby Atmos, en este artículo podrás encontrar información útil y detallada.

Del cine al cine en casa

Los creadores de los diferentes estándares de audio también han hecho un trabajo importante llevando la tecnología a formatos compatibles con la instalación en casa. La experiencia de las salas de cine es difícilmente reproducible en el salón de casa, pero sí es posible hacer un buen trabajo imitándola con la mayor fidelidad posible.

Integrar el audio con una experiencia premium en el propio televisor, sin embargo, es una tarea complicada. No es que los fabricantes de televisores no lo intenten: es más bien una imposibilidad física. El sonido, precisa de espacio, de sistemas físicos que vibren, de cajas de resonancia y de múltiples altavoces. Para conseguir unos bajos potentes se necesita un altavoz con un diámetro que supera en tamaño las posibilidades de los televisores actuales, especialmente desde la llegada de los televisores planos.

El audio que viene integrado, incluso con televisores de gran formato como los modelos Samsung QLED 8K 2019 Q950R con hasta 98’’ de diagonal, es compatible con Dolby Digital Plus y 4.2 canales con una potencia de 60W RMS. No está nada mal, pero el nivel de calidad del sonido no está al mismo nivel que el de la calidad de imagen. Es una cuestión física de espacio, volumen y potencia.

Por otro lado, las películas tienen que venir codificadas con el sistema de sonido que corresponda. Para Dolby Atmos podemos encontrar contenidos tanto en soportes físicos como el Blu-Ray o en emisiones en streaming como las de Netflix, pero solo con un plan que admita emisiones en Ultra HD. Amazon Prime Video también es compatible con tecnologías de sonido avanzadas como Dolby Atmos.

Barras de sonido, la solución óptima

Las barras de sonido han llegado para facilitar la tarea a los audiófilos, integrando en un conjunto mínimo de altavoces todo lo necesario para disfrutar de tecnologías como True Dolby Atmos. En este caso, dependiendo del modelo, no prescindimos de los altavoces traseros: el número de canales de sonido que maneja Dolby Atmos hace necesaria su presencia, aunque sin necesidad de cables para conectarlos.

Samsung, concretamente, cuenta con tres modelos de barras de sonido para sus televisores de gamas más altas. La Q90R, Q70R y Q60R. Todas ellas incorporan tecnología de sonido de Harman Kardon. Las dos primeras cuentan con True Dolby Audio con 7.1.4 y 3.1.2 canales de sonido. La Q60R cuenta con la tecnología Acoustic Beam de Samsung y 5.1 canales de sonido con opción para añadir otros dos altavoces mediante un módulo inalámbrico.

Los modelos compatibles con True Dolby Atmos dirigen el sonido también hacia el techo para simular la ubicación de altavoces sobre la cabeza, un requisito asociado a esta certificación de sonido.

La potencia de la Q60R es de 360W y la de la Q70R es de 330W. La Q90R, como modelo de gama más alta, alcanza los 510W. El tamaño del subwoofer es de 8’’ en la Q90R, y Q70R y de 6,5’’ en la Q60R. Como decíamos antes, el tamaño importa cuando hablamos de potencia y calidad de sonido. En cuanto al número de altavoces, la Q90R lleva 17, la Q60R lleva 8 y la Q70R lleva 7.

Audio inalámbrico, conectividad e IA

Además de la compatibilidad con tecnologías de sonido como Dolby Atmos, DTS-X o Audio UHQ de 32 bits para las barras Q90R y Q70R y de Dolby Digital o Samsung Acoustic Beam en el caso de la Q60R, estas soluciones de audio premium cuentan con conexión inalámbrica con el televisor, así como compatibilidad con la transmisión inalámbrica de sonido desde dispositivos móviles e integración con el mando a distancia de los televisores para evitar tener que lidiar con múltiples controles remotos.

Estas barras de sonido Samsung, además, integran tecnología avanzada de análisis del sonido mediante inteligencia artificial (IA) para hacer que el sonido se optimice dinámicamente para cada escena. La tecnología Adaptive Sound es de utilidad, por ejemplo, para hacer que los diálogos se escuchen con claridad incluso con un volumen bajo. Podemos evitar que los efectos de sonido suenen con excesivo volumen, pero sin perder la capacidad de seguir los diálogos con claridad.

Por otro lado, los modelos Q90R y Q70R son compatibles con Alexa, el asistente de voz de Amazon, y Bixby, el asistente de voz de Samsung. Los asistentes de voz son una tendencia al alza y ofrecen una interfaz basada en la voz muy interesante. Además, a través de la app SmartThings(TM) se puede controlar la barra de sonido sin necesidad de utilizar el mando.

Modelos diferentes para diferentes necesidades

A pesar de las diferentes funcionalidades que encontramos en los distintos modelos, estamos ante tres soluciones del segmento premium de barras de sonido.

La elección de una u otra dependerá de variables como el tipo y tamaño de salón que tengamos. A más pulgadas para el televisor lo suyo es elegir una barra de sonido con más potencia y tecnologías de audio. En espacios más reducidos, una barra de sonido menos potente hará un buen servicio.

Tecnologías como Dolby Atmos son más exigentes en cuanto a la ubicación de la barra de sonido y sus respectivos altavoces auxiliares, que es otra variable que tendremos que manejar. En cualquier caso, la calidad de sonido obedece a tecnologías avanzadas en las que se cuenta con altavoces Harman Kardon y procesadores de audio avanzados. La tecnología Acoustic Beam de Samsung, presente en la barra Q60R, es óptima para ofrecer una experiencia de sonido dinámico, sin olvidar la compatibilidad con Dolby Digital 5.1.

Imágenes | Samsung