Xataka
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

La tecnología 8K ya es una realidad. Sin ir más lejos, los televisores QLED 8K de Samsung están ya en su segunda generación comercial gracias a los modelos de la serie Q950R de 55’’, 82’’ y 98’’, que se suman a los modelos de la serie Q900R de 65’’, 75’’ y 85’’. La resolución 8K cuadriplica la cantidad de píxeles de cada fotograma de una emisión frente a 4K, al tiempo que los televisores 8K integran las más recientes tecnologías de procesamiento de imagen y de fabricación de los paneles.

Lo que no es tan habitual es la presencia de contenidos 8K, aunque Samsung ha pensado en esta circunstancia, habitual en los tiempos de transición tecnológica, integrando el procesador 8K apto para manejar algoritmos de inteligencia artificial (IA) que hacen posible un escalado inteligente a 8K de contenidos producidos con resoluciones 4K, FullHD o 720p. Es un escalado que permite aprovechar las virtudes de la mayor resolución de los paneles 8K mientras visionamos los contenidos disponibles actualmente en las plataformas de vídeo bajo demanda como la japonesa Rakuten TV o en plataformas online como Vimeo entre otras.

Paneles de última generación

Los televisores QLED 8K de las series Q950R y Q900R integran sistema de retroiluminación por zonas Direct Full Array Elite capaces de hacer que los negros sean profundos y sin iluminación parásita, y de que el brillo ascienda hasta los 5.000 nits en los modelos más ambiciosos, con valores de 3.000 nits y de 4.000 nits para los tamaños de pantalla menores. De este modo, la experiencia de visualización HDR estará más cercana a la experiencia real.

La profundidad de color de mil millones de tonalidades y la capacidad para mostrar el 100% del volumen de color en cada píxel o el ángulo de visión mejorado Ultra Viewing Angle son otros componentes tecnológicos interesantes de cara a maximizar la calidad de imagen y la experiencia de visualización de estas pantallas.

Qué podemos ver en 8K

Por el momento, los contenidos nativos que podemos ver en 8K son los que encontramos en plataformas como Vimeo donde ya existen contenidos codificados con esta resolución. En este caso, tendremos que acceder a Vimeo desde la plataforma de Smart TV del televisor y elegir la resolución 8K como opción para reproducir los contenidos. Otras plataformas como YouTube ya trabajan para la integración a gran escala de contenido 8K en el futuro cercano.

Decimos nativos porque no podemos dejar de lado el hecho de que los contenidos 4K y por debajo de 4K se escalan a 8K en los televisores QLED de Samsung empleando técnicas de IA y un procesador de imagen de muy alta potencia. Es un escalado mediante inteligencia artificial basado en una red neuronal que maneja 256 algoritmos mediante el procesador 8K dedicado, denominado Quantum Processor 8K. Este consigue que el resultado de ese escalado desde resoluciones inferiores sea muy similar al que se tendría con un contenido nativo 8K.

Desde Vimeo podemos ver contenidos en 8K en nuestro televisor de forma nativa, con tasas de bits variables entre los 15 Mbps y los 50 Mbps. Necesitaremos, por tanto, una conexión de internet de fibra óptica con 50 Mbps de velocidad sostenida al menos.

También podemos ver en 8K, de forma nativa, fotos hechas con cámaras que tengan más de ocho millones de píxeles. Gracias a los 33,2 millones de píxeles de las pantallas 8K de Samsung, podremos ver de forma sumamente nítida imágenes de un modo tal que cada píxel de la foto se corresponda con un píxel de pantallas como las de los modelos Samsung QLED Q950R o el QLED Q900R.

Además, cada vez se produce más contenido en 8K. Por ejemplo, el Debate Electoral del 23 de abril pasado se grabó en 8K, y está en Vimeo disponible para su visualización. Una vez más a la vanguardia de la tecnología, el pasado 13 de junio Samsung en colaboración con el Repsol Honda Team presentaron la primera grabación 100% nativa 8K de los test de pruebas del equipo Campeón del Mundo de MotoGP.

Lo que está a punto de llegar

Rakuten ya ha anunciado que empezará a emitir contenidos 8K antes de que acabe 2019 e incluirá un botón de acceso directo como parte de la interfaz de televisores como los QLED 8K de Samsung.

De momento, los contenidos 8K están empezando a ser creados por las grandes productoras, ya se trate de series de televisión o películas para el cine como Guardianes de la Galaxia Vol II. Parte de los Juegos Olímpicos de Río 2016 fueron grabados en 8K, y en Tokio 2020 una parte muy importante de las emisiones serán grabadas en 8K por la cadena japonesa NHK. Desde diciembre de 2018, la cadena pública nipona emite regularmente contenidos 8K bajo el nombre de Super Hi Vision en uno de sus canales empleando las comunicaciones por satélite.

Fuera de Japón, la RAI tiene previsto emitir parte de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en 8K, siendo así la primera cadena de televisión pública europea en anunciar la emisión de este tipo de contenidos.

Lo que llegará más adelante

Los avances en la tecnología de creación, emisión y consumo de contenidos multimedia son paulatinamente más acelerados. Desde 720p a Full HD y luego 4K, sin olvidar la llegada de HDR o la tecnología QLED de Quantum Dots, se han ido desarrollando cámaras, códecs, procesadores de imagen o pantallas para acomodar estos avances.

8K se posiciona como la expresión más equilibrada de estos avances en tanto en cuanto consigue conjugar calidad de imagen y experiencia de usuario de un modo más satisfactorio que con 4K. El 16K también está ahí, pero las ventajas frente al 8K, al menos de momento, y para los tamaños de pantalla que se manejan, no son tan evidentes. Por no hablar de que se incrementan por cuatro los píxeles de cada fotograma, por lo que tendríamos más de 130 millones de píxeles en cada frame, lo cual también complica el apartado de las conexiones de un modo exponencial.

Así pues, la adopción de 8K por los estudios de cine o las productoras de televisión e incluso por los dispositivos de uso doméstico tales como cámaras de vídeo o smartphones parece que será generalizada en los años venideros. Un cambio que llegará sin prisa, pero sin pausa.

También es de esperar que compañías como Netflix o Amazon anuncien contenido de vídeo bajo demanda en 8K, así como las operadoras de telecomunicaciones a través de sus plataformas de contenidos. El 5G es, potencialmente, una tecnología óptima para hacer llegar contenidos 8K a los usuarios, y su despliegue empieza precisamente estos días de la mano de operadoras como Vodafone en distintas ciudades españolas.

Nativo vs escalado

Los contenidos nativos están llegando y llegarán de forma masiva en el futuro. Mientras tanto, los contenidos escalados permiten aprovechar la tecnología 8K a partir de contenidos 4K, disponibles ya de forma generalizada, e incluso también a partir de contenidos Full HD o 720p.

De momento, la tecnología 8K empieza a abrirse paso en plataformas de streaming, televisión y vídeo bajo demanda. Al mismo tiempo, los estudios y productoras masterizan y producen en 8K, aunque luego distribuyan en 4K o Full HD sus contenidos, a la espera de que la adopción de televisores aumente, y a la espera de que las tecnologías de streaming y conexiones de Internet capaces de acomodar las emisiones se popularicen.

Imágenes | Samsung y NHK